I tell you WHY...

La vocación será siempre un misterio de Dios que hay que ir develando con paciencia y perseverancia.

September 28, 2016

TESTIMONIO VOCACIONAL:

Fray Jesús Javier Garza Ontiveros (@javierofmcap)

Orden de los Frailes Menores Capuchinos

 

 

Fray Javier Garza -30 años-  se encuentra en su segundo año de Teología, actualmente está trabajando en los medios de comunicación y en el proyecto de implantar iMision Latinomerica.

 

¿Por qué decidiste seguir a Cristo y a qué te dedicabas antes de entrar al seminario?

La vocación será siempre un misterio de Dios que hay que develar con paciencia, esto es lo que puedo compartir cuando me preguntan ¿por qué quisiste ser religioso?

 

A mis 21 años jamás hubiese pensado que el Señor me llamaría para el sacerdocio o la vida religiosa, estaba estudiando la carrera de Administración de Empresas, mi familia no es muy practicante de la religión católica por lo tanto no crecí con valores religiosos muy fuertes. Por ejemplo, a mis 21 años aún no tenía la primera comunión y no participaba de la vida de la Iglesia, pues para mí había otras prioridades que me parecían más importantes.

Era el mes de agosto cuando una prima mía me invito a un encuentro de jóvenes que se llevaría acabo en el mes de noviembre, faltaban aún 3 meses. Yo no sabía qué era un encuentro ni qué se haría. Cuando me dijo que era un fin de semana, yo dije "ni pensarlo" pues el fin de semana lo disfrutaba mucho con mis amigos y amigas; ella siempre me estuvo insistiendo en inscribirme y separarme el lugar cosa que siempre que me la topaba me negaba. Faltando 2 semanas para el encuentro una amiga de la universidad me dice...vamos a un encuentro de jóvenes, lo que se me hizo muy extraño, pues resultó ser el mismo encuentro al que mi prima me invitaba. Cuando me di cuenta de esto pensé mucho y como mi amiga iba a ir y me llevo muy bien con ella decidí entonces ir.

 

Después de aquel encuentro ya nada fue igual, yo decidí hacer mi primera comunión, para esto había que prepararse y comencé por ir a la parroquia a preguntar sobre los requisitos y las pláticas. Me inscribí e iba todos los lunes a las 7pm. En esa preparación conocí al grupo de jóvenes, al cual me fui integrando. Este grupo de jóvenes tenía amistad con los frailes y un día me llevaron al convento, ahora mi casa. Ahí conocí la vida de ellos, poco a poco me fui interesando por leer sobre la vida de San Francisco y sobre la Orden en general. Para esto nadie aún sospechaba que fuera yo a ingresar, y así fue pasando el tiempo. Después organicé en la parroquia un grupo de jóvenes para ir de apostolado a casa Simón de Betania y a algunos asilos, para visitar enfermos y adultos mayores. Y así empezó la llamada de Dios. Cuando de manera misteriosa llego a mi corazón un ¿Por qué no?  Cuándo eso paso sentí mucho miedo, sobre todo por la cuestión familiar, pues en mi casa: ni pensarlo. Yo sabía como iban a reaccionar. Empecé a llevar dirección espiritual y acompañamiento vocacional. Cuando lo dije en mi familia hubo un gran rechazo pues ellos no querían esto para su hijo.

 

El 1º de septiembre del 2008 ingresé a la orden de frailes menores capuchinos, con mucho miedo, con mucha incertidumbre, pero con el corazón contentó y es aquí donde digo que la vocación será siempre un misterio de Dios que hay que ir develando con paciencia y perseverancia, pues aún a lo largo de estos años Dios me sigue llamando, me sigue sorprendiendo, me sigue sosteniendo y me invita igual que a ti, a descubrir nuevos océanos, me gusta mucho un comentario de del Papa Emérito Benedicto XVI "No tengan miedo Dios no quita nada y lo da todo"

 

¿Qué te dijeron tus padres al enterarse de tu decisión?

 

Hubo un rechazo rotundo al principio, no hubo un apoyo, y a pesar de que me sentía triste, había algo al mismo tiempo que me decía que estaba haciendo lo correcto, y por ese lado me sentía muy contento.

 

¿Hubo alguien que influyo en tu vocación?

 

La misma vida de San Francisco y el proceso vocacional con los hermanos.

 

¿Qué es lo que más te ha costado dejar por seguir a Cristo?

 

No hay algo en especifico que me haya costado, yo creo que hay momentos en el proceso de la respuesta, que son más difíciles o que se viven con dificultades. No hay dudas en el proceso, pero sí dificultades y hay que aprender a distinguir eso.

 

 

¿Tu momento más feliz hasta ahora?

 

El día de mi primera profesión temporal, fue un momento sumamente feliz. 

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué franciscano?

 

Sin duda alguna por la fraternidad.

 

¿Por qué ser sacerdote?

 

Cuando me encontraba en mi noviciado, me sentí llamado al sacerdocio. Estaba realizando mi apostolado en un asilo de ancianos, en donde celebraba la palabra, les llevaba la comunión, y en ocasiones acompañe en sus últimos minutos de vida, y experimente la necesidad que el pueblo de Dios necesita de Sacerdotes santos.

 

 

La invitación a otros jóvenes a seguir a Cristo.

 

A todos ustedes que alguna vez han sentido inquietud en su corazón de seguir al Señor, les vuelvo a decir las palabras de Jesús: No tengan miedo (Mt 28, 9-10).

 

Decir el “sí” con el cual comprometes toda tu vida es una gracia. Pídele al Espíritu Santo que te dé esa capacidad de respuesta y siéntete alegre de adentrarte mar adentro.

Please reload

La vocación será siempre un misterio de Dios que hay que ir develando con paciencia y perseverancia.

September 28, 2016

1/4
Please reload

August 31, 2016

Please reload

Please reload

Please reload

  • YouTube - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Logo-Instagram3

© 2007 - 2020 Why Not Priest? All rights reserved.